Últimos artículos del blog

icon
Recibe tu compra en 24/48h
Envíos en 24/48h* sólo España (península).*días laborables.
icon
¡Envío GRATIS!
Para pedidos superiores a 24,90€, sólo España (península)
icon
Te ayudamos a ahorrar
Calidad y precios bajos
Como elegir la mochila perfecta

Como elegir la mochila perfecta

- Categorías : Recomendaciones Rss feed

La elección de la mochila es más importante de lo que nos pensamos en un primer momento.

Cada vez utilizamos más elementos que hemos de transportar, el portátil, el móvil, la tablet, cables, cargadores, etc.

Si bien la mochila es un elemento muy útil y extraordinario para llevar nuestras cosas, es muy importante, antes de comprarla, hacer un análisis del uso que le vamos a dar y así poder escoger la más adecuada a nuestras necesidades.

En el caso de mochilas pequeñas que vamos a utilizar a modo de bolso para llevar poco peso, las recomendaciones siguientes no son tan importantes, ya que el peso es reducido y la posible afectación a nuestra espalda es mínima.

Aquí van 5 recomendaciones:

  1. Vamos a tener en cuenta la actividad que vamos a realizar con la mochila. No es lo mismo utilizar una mochila para ir al gimnasio, para hacer senderismo, llevar el portátil al trabajo o la escuela, utilizarla como pequeño bolso o visitar una ciudad de vacaciones. En cada caso tendremos que valorar en que situación la vamos a utilizar de forma más continuada e intentar escoger una mochila que nos sirva para varias situaciones. Aunque, para ciertas actividades tendrá que ser una mochila específica.

  2. Después vamos a tener en cuenta el estilo de vida. Si me desplazo en bicicleta, en moto al trabajo o en metro, por poner un ejemplo, voy a escoger una mochila que me vaya bien para llevarla cómodamente en esas situaciones.

  3. El tamaño de la mochila, tanto para nuestra comodidad como para que se vea una mochila proporcionada a nuestro cuerpo. La mochila no nos tiene que venir ni grande ni pequeña, de lo contrario no se ajustará adecuadamente a nuestra espalda y con horas de uso nos va a producir molestias. Esto será debido a que las correas llegaran a sus límites inferior o superior de ajuste y quedaran holgadas o demasiado tensas.

  4. El color, miraremos que la mochila tenga una combinación de colores que case con nuestro estilo de vestir, para ello veremos si la vamos a utilizar de forma formal, casual, deportiva, etc.

  5. Finalmente vamos a tener en cuenta nuestro estilo personal, elegiremos la mochila que más nos gusta y que se identifica con nuestro estilo personal.

La carga máxima recomendable para llevar en la mochila es de entre un 10% y un 15% de nuestro peso corporal, dependiendo del estado físico en que nos encontremos.

Las mochilas de senderismo o que vamos a utilizar para caminar muchas horas con peso a la espalda, llevan unas correas inferiores, a parte de las cintas de los hombros. Estas correas hacen que la carga de la mochila se distribuya de manera uniforme en el perímetro de la cadera, descargando peso de los hombros.

En las mochilas de senderismo, el porcentaje que ha de cargar la cadera respecto a la carga de los hombros es de aproximadamente un 60% en la cadera y un 40% repartido en los dos hombros.

Cuando hablamos de buscar una mochila donde vamos a cargar peso, como puede ser un portátil u otros elementos, vamos a mirar de seguir estas recomendaciones.

  • Comprobar que el ancho de las correas es suficiente para que estas puedan repartir la carga a lo largo de los hombros. Además que están acolchadas para que no dañen los hombros con el peso y el movimiento oscilatorio vertical que se produce cuando andamos. Así evitamos que unas asas estrechas con un peso elevado, se nos hunda en nuestros hombros y nos marquen la piel, con el dolor consiguiente.

  • El respaldo acolchonado y aislado del interior. Cuando caminamos durante horas con la mochila pegada a la espalda, si la mochila no tiene suficiente aislamiento con el interior, vamos a ir notando que se nos clavan en la espalda algún elemento mal posicionado de dentro de la mochila. A parte de esa molestia, si no tiene respaldo acolchado y un sistema que permita que el flujo de aire atraviese la espalda, nos va a empezar a sudar la espalda en exceso, añadiendo a la incomodidad de notar cosas del interior de la mochila con la molestia de tener la espalda mojada. Si podemos escoger entre varias mochilas preferiblemente escogeremos una que cuente con un respaldo acolchonado, aislado del interior y que permita la circulación del aire.

Importante que el peso en la mochila este bien distribuido, y que no se descompense de forma lateral, sobre todo si vamos a caminar muchas horas.

Imaginemos que llevamos una botella de agua de 0.5 litros en la red lateral de la mochila, lo mejor sería compensar con otra botella idéntica en el otro lado o de lo contrario vamos a tener una descompensación continuada al caminar que afectará a nuestra musculatura y provocará dolores de espalda.

En los niños, la carga máxima recomendable es del 10% del peso corporal y se hace mucho más recomendable el uso de las mochilas trolley. Estas mochilas con ruedas son más saludables para las espaldas de los niños, que las mochilas convencionales.

Se han realizado estudios científicos comparando las mochilas con los trolleys y se ha llegado a la conclusión de que llevar un trolley es mucho mejor para una correcta locomoción que las mochilas.

Este dato es más importante en los niños y niñas, ya que la musculatura de sus espaldas aún no está desarrollada completamente, y por tanto a parte de tensiones musculares, a la larga, pueden provocar problemas de espalda.

Share

Añadir un comentario